Desde mi juventud en Saltillo, Coahuila, México, tuve dos pasiones: los insectos y la fotografía. Me incliné por estudiar a los insectos, lo cual hice en mi alma mater, la Universidad Antonio Narro, y posteriormente en el Tecnológico de Monterrey. Después de un largo tiempo laborando profesionalmente como entomólogo, ahora la vida me da la oportunidad de dedicarme a la fotografía. Desde hace un par de años he mezclado ambas inclinaciones, dedicándome a la macrofotografía de insectos y otros invertebrados, particularmente a los acuáticos, en mini-estudios fotográficos caseros. También he incursionado en otras disciplinas fotográficas con el propósito de afinar metodologías que me sirvan en macrofotografía. Me he dedicado a la fotografía de los insectos como un reconocimiento a estos seres diminutos que han existido en “nuestro” planeta, cientos de millones de años antes que los humanos.